Siempre eternas «las perlas».

Desde siempre los pendientes de perlas son escogidos por muchas novias en su día especial, aportan luminosidad y elegancia.

Pueden ser redondeadas o con forma de lagrima pero siempre con algún brillo de swarovsky o zirconitas, se pueden lucir tanto con cabello recogido, semirecogido o suelto.

¡Fuera leyendas urbanas !las perlas no dan mala suerte disfrutad de ellas.